El Servicio de Autobuses Urbanos ha comenzado a utilizar papel libre de ‘Bisphenol-A’