La Policía Nacional libera a tres víctimas de trata y detiene al matrimonio dueño de los clubes donde eran explotadas