La Policía Nacional libera a un menor de 16 años que era explotado sexualmente por sus familiares