La OLP pedirá a los países árabes cortar relaciones con quien reconozca a Jerusalén como capital israelí