Destruídas la cubierta y la aguja central de la catedral de Notre Dame en París a causa de un incendio